trabalenguas ingles pronunciacion

Practica la pronunciación en inglés con estos divertidos trabalenguas

La gran utilidad de los trabalenguas

Si le haces la pregunta: «¿Qué es lo más difícil de aprender inglés?» a cualquier estudiante de esta lengua, de seguro te responderá: «la pronunciación».

Y es que la pronunciación es uno de los aspectos más importantes cuando aprendemos una segunda lengua, pero también es uno de los más complicados.

Es necesario conocer suficiente vocabulario para poder expresarnos con claridad, y además hay que pronunciar y entonar correctamente para que los demás nos puedan entender.

Una de las publicidades más famosas con respecto al aprendizaje del inglés en nuestro país eran las de «Open English» donde todos nos reíamos de la mala pronunciación de Wachu.

A pesar de que nos causaba mucha risa, también sentíamos temor de sonar de la misma manera cuando nos tocara hablar inglés.

Para que no te pase lo mismo que a Wachu, dedícate a practicar la pronunciación en inglés, haciendo uso de distintos trucos y consejos que te facilitarán el proceso.

¿Por qué trabalenguas?

De seguro te parece curioso que se utilicen trabalenguas para mejorar la pronunciación en inglés, pero éstos tienen grandes ventajas:

  1. Son divertidos: No te aburrirás tratando de reproducir los sonidos y además tratando de mejorar la rapidez en la que los dices.
  2. Te ayudan a adquirir nuevo vocabulario: Como los trabalenguas son «coloquiales» aprenderás palabras que no verás comúnmente, lo que enriquecerá tu vocabulario.
  3. Favorecen la fluidez: Al estar compuestos de palabras que tienen una pronunciación similar podrás practicar con más exactitud la pronunciación de un determinado fonema y aprender la diferencia.
  4. Favorecen la rapidez: Como la meta de todo trabalengua es poder decirlo sin que se «enrede la lengua» estarás practicando y adquiriendo rapidez en el lenguaje sin que te des cuenta.
  5. Fomentan el interés por la literatura inglesa: Los trabalenguas despertarán tu curiosidad y querrás saber más acerca de ellos.

Tal vez pueda interesarte: Mejora la pronunciación en inglés con estos simples trucos

¿Qué debes hacer para mejorar la pronunciación con trabalenguas?

En este post te colocamos varios trabalenguas con los que podrás mejorar la pronunciación de un determinado sonido.

Sonido -ish

I wish to wish the wish you wish to wish,
but if you wish the wish the witch wishes,
I won’t wish the wish you wish to wish.

Aquí puedes oír la pronunciación

Sonido ch-

Chester Cheetah chews a chunk of cheep cheddar cheese

Aquí puedes oír la pronunciación

Sonido P-

Peter Piper picked a peck of pickled peppers.
A peck of pickled peppers Peter Piper picked.
If Peter Piper picked a peck of pickled peppers,
Where’s the peck of pickled peppers Peter Piper picked?

Aquí puedes oír la pronunciación

Sonido th-

I thought a thought.
But the thought I thought wasn’t the thought I thought I thought.
If the thought I thought I thought had been the thought I thought,
I wouldn’t have thought so much.

Aquí puedes oír la pronunciación

Varios sonidos

One-one was a race horse.
Two-two was one too.
One-one won one race.
Two-two won one too.

Aquí puedes oír la pronunciación

Whether the weather be fine
or whether the weather be not.
Whether the weather be cold
or whether the weather be hot.
We’ll weather the weather
whether we like it or not.

Aquí puedes oír la pronunciación

Sonido b-

Betty Botter bought some butter
But she said the butter’s bitter,
“If I put it in my batter
It will make my batter bitter,
But a bit of better butter
Will make my batter better.”

Aquí puedes oír la pronunciación

Sonido de la -o- y consonantes aspiradas

How many cookies could a good cook cook If a good cook could cook cookies?
A good cook could cook as much cookies as a good cook who could cook cookies.

Aquí puedes oír la pronunciación

Practícalos y cuéntanos que tal te va. Reta a tus compañeros de la clase de inglés a ver quién puede pronunciarlos mejor y más rápido.

Angélica González

Ingeniero de petróleo. Amo la ciencia, los idiomas y el arte. Estudiando inglés desde los 8 años y enseñándolo desde los 18.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *