Exportación y traducción

La traducción como herramienta para la exportación

En nuestro mundo actual cada vez más globalizado es común ver que surgen nuevas empresas cada día.

Tan solo a nivel local hay diversas empresas que generan productos que pueden ser realmente atractivos para los residentes.

Por consiguiente, cuando la empresa crece es común que quiera internacionalizarse y poder vender sus productos en un mercado más amplio.

En este momento es cuando deciden contratar a una empresa de traducción que pueda satisfacer sus necesidades y requerimientos en este aspecto.

Sin embargo, es importante recalcar que la traducción del contenido de una empresa es algo que debe analizarse cuidadosamente y no debe aplicarse la traducción literal en ciertos casos.

La traducción de contenido

La traducción de contenido es una de las áreas más importantes a nivel mundial y que debe ser considerada por muchas empresas.

Entre los servicios que pueden contratar están el traducir el material que tienen en sus redes sociales; o los recursos que ofrecen al público; o un determinado producto que quieran vender en el exterior.

Es perfectamente correcto que quieran mantener su esencia cuando se realicen este tipo de traducciones, pero hay varios aspectos que se deben considerar antes de aplicar la traducción.

El público objetivo

Lo primero que debe saber la empresa que quiere hacer la traducción de su producto o contenido es el público al cual está dirigido.

Aunque varios países hablen un mismo idioma no significa que una palabra signifique lo mismo para todos para todos.

Es aquí cuando entra el juego el contexto, la cultura, la investigación exhaustiva que pueda hacer la empresa sobre su público, para así poder orientar la venta de su producto de una mejor manera.

No es obligatorio traducir literalmente ni el nombre del producto ni sus funciones, ya que la empresa debe orientarlo a satisfacer las necesidades de su público.

Lo que puede ser útil para unas personas en un determinado país puede no serlo para otras en otro país.

Por esto aquí debe ser predominante la orientación del producto hacia el público, más que la traducción literal.

Es necesario aplicar la inteligencia lingüística y cultural para poder captar clientes en ese público objetivo.

"La internacionalización de un producto no significa su universalidad."

El nombre o “naming”

La empresa está identificada en su país con un nombre determinado, y que tal vez pueda ser un juego de palabras o una palabra muy común en su país.

Incluso, hay situaciones en las que la empresa tiene un nombre en su país que puede significar hasta una ofensa en otra lengua.

Lo mismo ocurre con el nombre del producto, es necesario investigar que no se está ofendiendo a nadie o incurriendo en errores de lengua con la traducción escogida para el mismo.

Hay que ser muy cuidadoso con esto, ya que la imagen de la empresa y las futuras ventas del producto son lo que está en juego.

No deben usarse herramientas de traducción automática para la adaptación a otra lengua.

El branding

Las campañas de publicidad deben ser diseñadas hacia el público objetivo, lo que funciona bien para un grupo de personas puede no funcionar para otras.

Por esto es necesaria una investigación de mercado para descubrir qué tipo de publicidad es la ideal para este público, y no simplemente traducir la publicidad que se ha estado utilizando

¿Es necesario recalcar mucho más la importancia de la traducción?

Desastres de traducción en la exportación

  • Asco Foods

Es una empresa del Reino Unido que distribuye comida oriental en esta zona.

No se han dedicado a la exportación de sus productos, sobre todo a España porque ¿quién compraría comida a una empresa con el adjetivo “asco” en su nombre?

  • Zara

Por culpa de un error de traducción (donde de seguro utilizaron un traductor automático) de uno de sus productos vieron cómo se desplomaba su reputación en Alemania.

Las sandalias con esclava, que es un tipo de tobillera, las denominaron en alemán como las “sklaven-sandalen” que traducido literalmente es “sandalias de esclava” refiriéndose al termino de esclavitud, que es donde una persona está bajo del dominio de otra.

La importancia de contar con expertos

Por este motivo es necesario que si la empresa desea internacionalizarse pueda contar con profesionales de traducción que se dediquen a la investigación del público al cual se quiere dirigir el producto.

Los errores por una mala traducción pueden costarle muy caro a la empresa en términos de popularidad.

Pero si una empresa logra enfocar muy bien su contenido en otra lengua por medio de la traducción, sus ventas pueden llegar a multiplicarse, haciendo crecer la exportación de sus productos y su popularidad.

No causes que la reputación de tu empresa se derrumbe cuando estés tratando de internacionalizarla, contrata traductores profesionales que te ayuden a traducir tu marca y producto de la mejor manera.

Si te gustó este contenido, ¡compártelo!

Puedes leer muchos otros artículos interesantes en nuestro Blog.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Angélica González

Ingeniero de petróleo. 26 años. Estudiando inglés desde los 8 años y enseñándolo desde los 18.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *