Cómo aprender inglés dedicando solo 10 minutos al día

Si eres una persona muy ocupada, de seguro has pospuesto el aprendizaje del inglés más de una vez por falta de tiempo.

Esto puede hacerte sentir frustrado, ya que piensas que para aprender un idioma necesitas dedicarle por lo menos dos horas de tu día, y eso es prácticamente imposible considerando todas las cosas que debes realizar en tu día a día.

Sin embargo, no debes desanimarte, ya que con tan solo dedicar de 10-20 minutos diarios al aprendizaje del inglés puedes cumplir tu meta.

¿Cómo debes estudiar?

Si ya has decidido el tiempo que le vas a dedicar al aprendizaje del inglés, necesitas establecer un plan para poder lograr avances notables.

La clave está en aprovechar al máximo los breves espacios de tiempo que tiene tu día, pero sin presiones, recuerda que para aprender de manera efectiva debes estar relajado y que sea entretenido.

Debes estar en un lugar donde no te interrumpan, y donde no tengas distracciones, porque de lo contrario será más complicado.

Selecciona un tema que quieras estudiar, y dependiendo de tu progreso decides cuanto tiempo le vas a dedicar.

¿Qué material puedes utilizar?

Puedes descargar videos cortos a tu teléfono donde expliquen un solo tema de manera breve, puedes descargar archivos de audio, o libros en inglés, e incluso canciones que te gusten.

Puedes descargar tu serie favorita con subtítulos, para complementar tu estudio.

Queda de tu parte escoger el mejor material para potenciar tu aprendizaje. Recuerda que debe ser algo que te guste, porque de lo contrario no sentirás interés por estudiar.

Prueba con algunos de los vídeos que recomendamos en nuestro post: Los 5 mejores canales de YouTube para aprender inglés

¿Cuál es el mejor momento para estudiar?

El mejor momento para estudiar es: cuándo tengas buen ánimo.

Es así de simple. Puedes aprovechar los minutos en los que vas de camino o de regreso al trabajo, o antes de dormir, o cuando estás desayunando.

Aparta esos pocos minutos para dedicarte a aprender inglés, y verás que dentro de muy poco tiempo lo lograrás.

La clave es: perseverancia, constancia y dedicación.

“Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito.” Aristóteles

¡Tú puedes lograrlo!

Angélica González

Ingeniero de petróleo. 26 años. Estudiando inglés desde los 8 años y enseñándolo desde los 18.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *